Sobre nosotros

Nuestra Compañía

Desde los comienzos de ‘La Era Digital’ también conocida como ‘La Era de la Información’, el desarrollo de nuevas y más complejas tecnologías han estado en aumento constante. Con la introducción al mercado de la computadora personal en los años 70 se abrió una puerta, que dio paso a un desarrollo vertiginoso en la industria de la tecnología, hasta llegar a los equipos electrónicos que utilizamos hoy día. Pero ¿qué ocurre con los millones de computadoras, tabletas y celulares que ya no son el último modelo y que por consiguiente nadie quiere?

Terminan siendo… basura.

 

La mayoría de toda la basura electrónica está compuesta por  dispositivos personales, tales como: computadoras, monitores, tabletas, televisores y smartphones (teléfonos inteligentes). Estos se han convertido en una amenaza significativa a través de los años, sumando un total de 50 millones de toneladas de desechos electrónicos anuales, según un estudio realizado por el programa PNUMA de las Naciones Unidas.  El mismo demostró, que la mayoría de esta basura electrónica no llega a procesarse a través de un sistema de reciclaje adecuado, pudiendo  representar hasta el 70%  de los residuos peligrosos que terminan en vertederos.

Se estima que el volumen de desechos electrónicos vaya en aumento y alcance unos 74.7 MT para el 2030; casi el doble en 16 años,  desde el 2014.  Una cifra preocupante no solo para el bienestar ambiental,  sino también para la salud de los seres humanos y futuras generaciones.

 

¿Por qué te debe importar?

Como idea clave, según una publicación de BBC News, un solo tubo de luz fluorescente puede contaminar hasta 16 mil  litros de agua; una batería níquel-cadmio de las empleadas en telefonía móvil contamina 50 mil  litros de agua; mientras que un televisor puede contaminar hasta 80 mil  litros de agua.

 

Sustancias como el mercurio, plomo, cadmio, arsénico, antimonio y cromo son materiales con altos niveles de toxicidad presentes en electrónicos que  amenazan directamente  el bienestar de nuestras comunidades y territorios.

En caso de ser descartados de forma irresponsable, estos podrían encontrarse en nuestros sistemas de agua y eventualmente contaminar nuestro sistema  de cadena alimentaria por medio del ganado, pescados y el cultivo. Lo cual puede generar en los seres humanos daños en el cerebro, el sistema nervioso, sistema circulatorio, alteraciones en la reproducción y hasta llegar a provocar infertilidad.

¿Hay solución?

A pesar de la complejidad de los equipos electrónicos y su riesgo a la salud humana, los elementos que estos contienen pueden recuperarse, reciclarse y usarse como materia prima secundaria para nuevos productos; lo que ayuda a disminuir la explotación de materiales vírgenes en los recursos naturales.

Pese a que los electrónicos estén  obsoletos o dañados, la versatilidad de los materiales que los componen hace que tengan un valor añadido, más allá del funcionamiento principal del equipo en sí.

De los más de 60 elementos de la tabla periódica que se encuentran presentes en los electrónicos, hay metales preciosos de alto valor como lo son: el oro, plata, cobre, platino, hierro y aluminio por mencionar algunos. Haciendo de estos equipos electrónicos una fuente de metales preciosos recuperables con alto nivel monetario, a pesar de los límites que existen por mercado.

 

En tan solo el 2016, se desecharon más de 400,000 toneladas de celulares. Los cuales tuvieron un valor aproximado de más de 9,500 millones de dólares, según un estudio de la ONU.

Si se reciclan todos los equipos electrónicos de manera correcta y responsable estos pudiesen sobrepasar los 55 mil millones de dólares y convertirse en una fuente de ingreso con alto nivel económico para el mundo, abriendo paso a una fuente inestimable de riqueza.

 

Europa y Asia lideran el movimiento de regulaciones ambientales relacionadas al reciclaje de equipo electrónico en el mundo. A pesar de que sí existen algunas regulaciones en América, todavía queda mucho trabajo que hacer.

La mejor manera de aportar y salvaguardar a nuestras comunidades en pro de nuestra salud, es comenzando con acciones simples pero poderosas. Haga una búsqueda por internet de centros especializados en reciclaje de electrónicos, tenga listos sus equipos y descarte los mismos de manera responsable y consciente, una vez ya no les tengan uso. Incluso puede hacer un recogido en su círculo familiar o en su comunidad, y ayudar así a otros a descartarlos de forma adecuada.

Está en todos generar un impacto opuesto al actual y tomar acción responsable en el manejo de estos equipos.  No solo es un beneficio para el planeta, sino para nuestras comunidades y la economía de nuestro país.

Nuestra misión:

Alargar el ciclo de vida de la tecnología, proteger a nuestros clientes y al medio ambiente.

Nuestra visión:

Convertirnos en la empresa más confiable y competitiva logrando nuestros objetivos mientras satisfacemos las necesidades de nuestros clientes, y asegurando el bienestar de nuestros empleados, la responsabilidad social y la buena imagen corporativa.

Lo que hacemos:

Protegemos su marca ofreciendo servicios esenciales para toda empresa de disposición de activos de tecnología de forma ambientalmente segura. Nos especializamos en el manejo de activos con contenido de información electrónica y la destrucción de datos. Nuestro proceso de logística asegura el transporte seguro de sus materiales y la cadena de custodia.

Nuestra política medioambiental

La gerencia y todos los que trabajamos en E-Cycling estamos comprometidos con el cuidado del medio ambiente, el reciclaje responsable y la mejora continua.

E-Cycling Puerto Rico asegura que todas sus actividades se lleven a cabo de conformidad con la legislación ambiental pertinente y otros requisitos. Reduciremos los vertederos mediante el reciclaje, minimizaremos los residuos, reduciremos el consumo de energía, reduciremos las emisiones nocivas y, cuando sea posible, trabajaremos con proveedores que tengan políticas medioambientales sólidas.

E-Cycling Puerto Rico observará todos los requisitos legales aplicables y otros requisitos relacionados con los aspectos ambientales. Una característica esencial del sistema de gestión ambiental es el compromiso de mejorar el desempeño ambiental. Esto se logra mediante el establecimiento de controles operativos anuales para los objetivos y metas, que se supervisan y revisan periódicamente. Los objetivos y metas se publicitan en toda la organización y todo el personal está comprometido con su logro.

Para asegurar el cumplimiento de los compromisos anteriores, E-Cycling Puerto Rico implementará un sistema de gestión ambiental que cumpla con los requisitos de la norma ISO 14001: 2004.

Esta política y las obligaciones y responsabilidades requeridas por el sistema de gestión ambiental han sido comunicadas a todos los empleados. La Política está disponible para el público a pedido.

Algunos Materiales que Manejamos

Computadoras (Desktops, Laptops) y sus periferales

Computadoras (Desktops, Laptops) y sus periferales

Maquinas Copiadoras, Impresoras, cartuchos de tintas y toners

Maquinas Copiadoras, Impresoras, cartuchos de tintas y toners

Teléfonos celulares, tabletas y relojes digitales (Smart Watch)

Teléfonos celulares, tabletas y relojes digitales (Smart Watch)

Equipos de Telecomunicaciones

Equipos de Telecomunicaciones

Equipos de Network, Servidores, Switches, Routers, Modems, Access Points

Equipos de Network, Servidores, Switches, Routers, Modems, Access Points

Equipos Electronicos Industriales, Medicos y de Laboratorios

Equipos Electronicos Industriales, Medicos y de Laboratorios

Lamparas y Tubos Fluorescentes

Lamparas y Tubos Fluorescentes

Baterías

Baterías

Nuestras Certificaciones

En qué consiste la certificación R2:

La certificación R2 o Reciclador Responsable es un estándar que establece las prácticas de manejo para el reúso y reciclaje de equipos electrónicos usados a nivel mundial. Cuando una empresa es certificada bajo el estándar de R2, significa que ha sido debidamente auditada y sus procesos han sido validados por un tercero quien a su vez certifica el cumplimiento de las practicas responsable de reúso y reciclaje.

Esta certificación brinda mayor confianza a nuestros clientes a la vez que se asegura que los equipos electrónicos recibidos en nuestras facilidades son procesados de una manera ambientalmente responsable, protegiendo la salud y seguridad de nuestros empleados y la ciudadanía en general. En adición a esto nos aseguramos de proteger la marca de nuestros clientes con procesos de destrucción de información electrónica seguros y efectivos.

Por tanto, trabajar con una empresa certificada R2 le da a nuestros clientes la tranquilidad de saber que sus equipos electronicos van a ser manejados en cumplimiento con los más estrictos estándares de calidad, salud, seguridad y cumplimiento ambiental.